Juan Antonio Martínez

Entrevista a Juan Antonio Martínez Barrio Camp Clar, Tarragona. Dic-2007.
Juan Antonio Martínez, es presidente de la Asociación de Vecinos de Camp Clar. Un barrio surgido hace unos treinta años. Lugar de confluencia de inmigrantes desde sus inicios, se plantea en estos momentos como crisol de culturas y espacio adecuado para poner en práctica planes y estrategias socio-comunitarias. Convivencia, participación y barrio son conceptos que se barajan en la entrevista.



Ver mapa más grande

Camp Clar es uno de los 12 barrios de la ciudad de Tarragona que se encuentra situado a la derecha del río Francoli, al lado de la N-340 entre Tarragona y Reus y tiene como barrios colindantes Bonavista, la Granja y Torreforta.
Población actual: 11.280 habitantes.
Desarrollo y problema principales
El barrio nace como respuesta a una necesidad de vivienda derivada de la afluencia de población inmigrante en la década de los 50-60 atraída por la rápida industrialización del municipio de Tarragona
El barrio empieza a tomar su forma actual en 1985 como resultado de una urbanización promovida por el Instituto Nacional de Urbanización y por el Instituto Nacional de la vivienda – posteriormente ADIGSA-, que es ampliada en 1995. Así el barrio sufre una expansión urbanística que tiene como consecuencia el desarrollo de dos zonas que forman una ángulo recto en forma de L. Una de las zonas se sitúa paralelamente a la carretera N-340- (bloques de Adigsa) y la otra se sitúa a lo largo de la calle riu Segre y alrededor del polideportivo municipal hasta llegar a la autovía Tarragona- Reus.
Un problema con el que se va a encontrar este polígono va a ser el de la escasa dotación de servicios y equipamientos comunitarios aunque a partir de los ochenta se empezó a resolver con la construcción de un colegio público, guardería y un polideportivo.
Las nuevas tendencia constructivas en Campclar son las casas adosadas o en fila promovidas por la iniciativa privada.
Proyectos principales presentados a la Llei de Barris
– Ajardinamiento de diferentes rotondas (Riu Llobregat, Riu Siurana, Riu Segre) y mejoras de plazas y diferentes zonas verdes del barrio C/ Riu Ter y Riu Llobregat.
– Adecuación de diferentes locales para oficina técnica, espacios de formación y dinamización.
– Mejora de las tecnologías de la información en diferentes edificios: programa campclar a la xarxa y programa Espai Teltres Campclar.
– Programas de dinamización de espacios comunitarios. Programa de prevención y atención violencia familiar/ y de genero.
– Diferentes tipos de programas para le mejora social: atención a la primera infancia, educación para la salud, promoción del deporte, programa vecinos activos..
– Programas para mejora de la movilidad rodada y de los peatones


Dimensión del barrio y vivienda de alquiler | Los unos y los otros | Insistencia y labor de la asociación de vecinos | Los conflictos sociales que antes estaban en las fábricas ahora están en los barrios | Los problemas | Gestión y mediación por escaleras | La Llei de Barris | Casal del Avis | Valores positivos | Crisol de culturas | Participación

Juan Antonio Martínez Barrio Camp Clar, Tarragona.


Dimensión del barrio y vivienda de alquiler

Campo Claro es un barrio muy, muy grande. Hoy debemos ser unos nueve u once mil habitantes, por ahí anda la cosa. Pero la parte de la asociación de vecinos que yo represento, que está por aquí en este bloque que tenemos a la espalda, cogemos algo más de la mitad del barrio, digamos unas cinco o seis mil personas. Pero claro, en esta parte nuestra es donde se concentra la problemática más grande porque es donde tenemos la vivienda social y sobretodo los pisos de alquiler, que son un montón.
Venimos trabajando en el barrio pues, prácticamente, desde que empezamos a vivir en el. Esto nos lo vendieron, a mi por lo menos, como que iba a ser una zona residencial un poco menos que de alto estanding, y luego, como había muchísimo terreno disponible, la administración creyó oportuno ir haciendo vivienda social y montaron una concentración de vivienda de alquiler, que se ha demostrado con el paso de los años, y, desde luego las políticas sociales hoy ya no son estas, que esto no se debía de haber hecho así, una concentración tan masiva de vivienda de alquiler en la misma zona.


Los unos y los otros

Aquí en este lado, tenemos un bloquecillo que hay muchísima, un porcentaje de población de etnia gitana altísimo. Hoy día no es ni muchísimo menos lo que fue, pero había gente que estaba acostumbrada a la trashumancia, a vivir como vivían hace 25 o 30 años los gitanos, tenían sus burros, tenían sus carros, se dedicaban a la chatarra en su mayor parte, y se han dado casos pintorescos, de querer meter un borrico en un tercer piso, que los metían, y echar lumbre en mitad del comedor. Afortunadamente ya es historia. El barrio ha ido evolucionando lógicamente. Todos aquellos problemas de convivencia, que también los hubo, se han ido limando. La integración con la raza gitana hoy en día es, prácticamente total, nos conocemos, sabemos quienes somos unos, quienes somos los otros. El problema de los últimos tiempos, desde unos cuatro años para acá, es que se ha ido notando un aumento de población de gente de fuera de España, que empezó poco a poco y que se ha ido acelerando y que últimamente no para. Y se que es necesario tener un mapa de población actualizado de lo que es el barrio, aunque habría que hacer uno cada mes, porque aquí, de un mes para otro, te cambia la cosa. Porque por ejemplo, gente de color, teníamos unas cuantas familias que eran como de los nuestros, venidos de Guinea, de españoles que trabajaban allí en buena posición y tal, y cuando la colonia aquella la dejamos, o no se lo que pasó allí, vinieron para acá, y esos están integrados desde siempre. Pero en los últimos dos, tres años, gente de color que casi no había en el barrio, hay, bueno, ahora podéis ver por aquí, caminando por el barrio un montón de ellos. Hay gente de todos los sitios, pero sobretodo, lo que más hay son magrebíes, que como sabéis, no son todos iguales. Los que más tenemos por aquí son del Marruecos profundo. Tienen unos hábitos de vivir y aquí los reproducen, sus niños hacen mucha vida en la calle y esto a la larga va a generar problemas en el sentido de que estos niños, al estar tanto en la calle, con el ambiente que tenemos de barrio, los padres despreocupados porque vienen así de sus pueblos, estos niños se van a encontrar dentro de unos años que van a estar muy cambiados, hasta los mismos padres se van a terminar sorprendiendo de esto. Por ejemplo, es una de las cosas que se ven venir. Por eso digo que sería muy interesante de tener un mapa de la población que tenemos en el barrio, más o menos, para saber de donde son y tal. Y luego acometer políticas que vayan reconduciendo todo esto, que vayan integrando todas estas conductas y previendo las complicaciones y problemas que puedan irse dando.
Ahora mismo en los tres colegios que tenemos en el barrio, me decían que en el curso próximo, estaremos rondando el cincuenta por ciento de los niños que son de fuera. Y en el otro de aquí arriba, que ha sido y es un colegio con muchísimas dificultades, porque hay una población de etnia gitana muy, muy grande, y además rumanos, porque está muy concentrada la vivienda de alquiler en esta zona, ha sido un colegio que ha tenido verdaderas dificultades para salir adelante, porque el nivel, bueno, con todo el crisol de gente que hay distinta, pues hay dificultades de que el nivel sea el que quisiéramos todos, el que queremos que sea.


Insistencia y labor de la asociación de vecinos

Y aquí tenemos un empeño muy grande en este tema y nosotros desde la asociación de vecinos tenemos dos prioridades por encima de todas las demás. Primero las personas mayores, que ya lo han dado todo por nosotros y creemos que nos corresponde ayudarles en lo que podamos para que estén cómodos y tranquilos. Y luego los niños, los jóvenes, los escolares, que es una batalla que tenemos desde hace muchos años, y que hemos conseguido logros importantes porque en el tema de escolarización y todo esto, hace unos años no sabíamos muy bien los niños que asistían a clase. Hemos trabajado desde hace años con unos planes de desarrollo comunitario, desde Bienestar y familia, antiguo, Acción ciudadana y social, hoy, y bueno, algún resultado, algunas cosas hemos hecho, entre ellas está el tema de la escolarización. Establecimos un protocolo hace años, que luego se ha extrapolado a toda la ciudad de Tarragona, y sabemos los niños que van al colegio, los que faltan, más o menos porqué faltan etc. Pero por qué no los cogemos cuando faltan al colegio y obligamos de una forma u otra, porque hay que hablar claro, hay que tener a estos niños en la escuela, no pueden estar los niños en la calle en horario escolar, como los vemos, por desgracia, de vez en cuando, y aquí nos falla la guardia urbana y nos falla el sistema que no sabemos cómo hacer para corregir esto y que los padres se impliquen y lleven a sus hijos al colegio, que es el futuro, y más en los tiempos que vienen, de tanta competencia con toda la gente, los vecinos, que está viniendo de fuera que ya son vecinos, otra cosa es que sean ciudadanos o no, pero vecinos si que son porque vivimos aquí todos juntos, y queremos vivir todos en paz y queremos que todos tengan sus oportunidades, ellos pero claro, los nuestros también, porque están aquí y espabilan o nos espabilan.


Los conflictos sociales que antes estaban en las fábricas ahora están en los barrios

Cuando yo era joven, cuando tenia 16,17 años y antes incluso, porque yo me acuerdo de mis padres y familiares, las peleas, los sindicatos, antes incluso de que viniera la constitución del 78, el régimen del que hoy gozamos, los conflictos sociales se daban más en las fábricas, y en los barrios, había problemas, se daban problemas pero no como hoy. Yo creo que hoy los problemas ya no están en las fábricas si no que están básicamente en los barrios, el problema es más disperso, habrá paro, y yo le tengo un miedo atroz, yo se que en un barrio como en el nuestro, en estos bloques mismos, yo estoy seguro que cuando el paro toque un poquito en serio, aquí nos vamos a meter en tasas de desempleo de un 40, un 50 por ciento de parados, eso seguro, esto es atroz. Siempre decimos lo mismo, los trabajadores en lo que se haga aquí que sean de aquí, que no resuelve todo el problema, pero bueno, ha habido trabajo para el que ha querido trabajar, pero cuando esto cambie yo se que es imposible. Porque aquí los ratios de estudios, de posibilidades económicas, los tenemos muy mal. Y tenemos gente que, como hay tanta vivienda social, con muchísimas dificultades y con muchísimas carencias de todo tipo. Hemos luchado mucho para tener escuelas de oficios. Aparte de que los niños sepan, pero hay aquí un fracaso escolar aquí muy alto, en general es así en todo Tarragona, pero aquí seguramente es mucho mayor, y quisiéramos tener los instrumentos para darle posibilidades a estos chicos. Ahora desde el plan integral estamos muy interesados en que se pongan en marcha escuelas de oficios, algo donde los chavales puedan, al mismo tiempo que cobran algo, que puedan aprender un oficio, pero no una cosa muy reglamentada porque el que tiene fracaso escolar es que ya no va ni a eso ni a nada.


Los problemas

Otro problema que tenemos es que no hay vivienda para los hijos del barrio, para que se queden aquí. El problema de la vivienda es general, pero aquí también nos toca de lleno. Hay cantidad de familias que van teniendo hijos, no tienen solución porque son familias muy humildes y al precio que van las viviendas les resulta imposible absolutamente acceder a viviendas nuevas. Hay pisos aquí en el barrio que viven los abuelos con los nietos, viven tres generaciones en el mismo piso. Estábamos hablando, que me voy de una cosa a otra, del tema de que los problemas se dan hoy en los barrios, problema de vivienda, problema de trabajo, problema de drogas, que también los hay, problemas sobretodo de integración que no los tenemos todavía gordos, pero que ya se le han visto las orejas al lobo en un par de ocasiones, y que hemos intentado nosotros por nuestra cuenta de poner en marcha como un ente donde pudiéramos nosotros reunirnos, etnia gitana, religión católica, ahora con el cura que tenemos que es magnífico, es de los que se gana el pan con el sudor de su frente de verdad, porque está trabajando el amigo agustín, que más que padre es amigo. También la iglesia evangelista que la tenemos aquí en frente, que tiene unos pastores que están con nosotros también en todo esto, y con los magrebís sobretodo, hemos tenido en una reunión a tres imanes de ellos, los más importantes de la zona. Y lo que queríamos con esta Comisión Intercultural, que así le llamamos, es que pudiéramos hacer más cosas, lo único que hemos conseguido hacer ha sido ayudarles a habilitar un espacio para que ellos den clase de árabe a sus chavales, que está abierta también a si quiere ir alguno de los nuestros, algún catalán, algún español, poder aprender árabe. No hemos logrado gran cosa, pero por lo menos si que hemos podido tener una relación, conocernos y si tuviéramos algún problema, por que la verdad es que ha habido roces muy potentes entre etnias gitana y magrebi , no hay muy buen feeling, ya nos costaba mucho hace ocho, diez años, de mirar de ayudara nuestra gente y entre ellos a los gitanos, a que trabajaran en limpieza, por aquí por allá, siempre diciéndoles que se fijen mucho en la formación, sobretodo de las chicas, porque cuando llegan a cierta edad, ya los mismos padres ven raro de que vayan al instituto, eso no puede ser así, y ahora claro, encima tienen que competir, incluso en estos trabajos que podríamos más o menos ayudar, tienen que competir con todo lo que está llegando de fuera, los de etnia gitana están viendo en parte que hay que repartirlo poco que había que ya era miseria.
Luego, problemas de convivencia por diferencias de tipo de cultura, pues si que los hay, esta gente que viene de Marruecos, de la zonas más profundas, están acostumbrados a mear ahí, detrás de esas matas, es lo que hacen en su tierra, y lo hacen con naturalidad, y aquí eso no va, quitado de estas pequeñas cosas, que cuando les llaman la atención dos o tres veces, lo corrigen. Aparte de estas cosas que son más pintorescas que otras cosas, no tenemos grandes problemas. Los problemas los tenemos no porque vengan de fuera, si casi son los propios nuestros de Cataluña, que por su condición de nivel cultural bajo, tienen unos hábitos de comportamiento que dejan a veces mucho que desear.


Gestión y mediación por escaleras

Estamos ya a punto de conseguir desde la Llei de Barris, poner en marcha un proyecto, que es básico para que funcione bien el tema de convivencia, que es una gestión y mediación por escaleras. En cada una de las escaleras del barrio mirar lo que pasa, lo que hay y ponernos a trabajar, porque hay casos aquí muy pintorescos. Pues mediante esta gestión y mediación de escaleras se va a tratar, por medio del entendimiento siempre que se pueda, por supuesto, todos estos pequeños temas irlos ajustando y que la gente sea feliz, dentro de lo que cabe, que pueda vivir con tranquilidad.
Desde ADIGSA hemos hecho un plan de choque en el cual tuvimos aquí un antropólogo de mucho prestigio, y que nos hizo un trabajo maravilloso, el Sr. Francisco Marín, que había trabajado en el barrio de la Mina. Nos hizo un diagnóstico y a partir de ahí hemos visto, nos ha abierto los ojos a muchas realidades y a muchas formas de tratar todos estos problemas. Entre todo esto de planteó la gestión y mediación de escaleras. Nuestro barrio fue seleccionado en la segunda convocatoria de la Llei de Barris.


La Llei de Barris

La Llei de Barris tenía el problema de que, como decíamos nosotros se dirigía más a las piedras que a las personas. Nosotros el tema lo tenemos más en las personas que en las piedras, el barrio si que tiene alguna cosita por hacer, como todos, hemos hecho las aceras en toda esta zona del barrio, hemos puesto alumbrado nuevo, el barrio está muy digno y muy loable, que muchos quisieran estar como estamos nosotros. Pero en el tema de personas necesitamos aquí muchísimos recursos. Y sobretodo, una gestión de los recursos que sea óptima, porque hay que coordinar mucho. A veces te encuentras con que hay educadores de calle aquí, por ejemplo, en una entidad que se llama Casal Amic, y ellos están haciendo una cosa que, a lo mejor, también la hace el Casal Cívic, por decir algo. Todo esto hay que coordinarlo y en eso se está con los recursos de la Llei de Barris, tenemos en marcha un montón de proyectos y otros que irán siendo realidad, y aquí el dinero lo vamos a gastar en la medida de lo posible, porque no nos dejan más, que es que si no lo hubiéramos gastado prácticamente todos en temas de integración y en temas de convivencia, porque hace falta.
Las situaciones son muy cambiantes. Si te vienen 8, 10 familias, si hay adjudicaciones y todo esto, de lo más conflictivo que hay por ahí en el mundo mundial, y si no estamos al tanto de cómo se hacen las cosas, te meten diez familias de lo más conflictivo y se revienta el negocio en tres meses y eso por desgracia ha pasado en alguna ocasión. En los últimos tiempos hemos mejorado mucho. Las administraciones, de tanto dar la matraca, de tanto estar con ellos, hoy por hoy podemos decir que están muy mentalizados en el asunto y que dentro de lo que cabe, hacen lo que pueden.


Casal del Avis

Pues nosotros los avis, que aquí está Francisco, que es el presidente. El otro día estuvimos de excursión juntos, en Ampuria Brava nada menos, allí donde están los ricos, viendo los barquitos allí. Nosotros hacemos por ellos todo lo que está en nuestra mano, y ahora el día 27, haremos una comida con vosotros que la pagaremos de la asociación, tenemos las arcas medio vacías pero ya nos apañaremos. Nos tenemos que ir ayudando unos a otros. Ahí estamos.
Francisco ¿Qué actividades hacéis?
F: hemos estado un año haciendo actividad de gimnasia, el punto, corte y confección que venía la Maruchi todos los años, peluquería antes sí ahora ya no, lo tenemos que recuperar, (eso hay que recuperarlo cagando puñetas,) y bueno, como no tenemos muchas subvenciones pues no podemos hacer más.
Pero hemos ido en barco y hemos ido a comer fideuá con vosotros. Hemos ido de excursión dos veces, vamos a comer otra vez, si Dios quiere, antes de que acabe el año, y sabes que el dia 15, esta semana tenemos una cena con la asociación que vamos a estar presentes, tu allí presidiendo a lado mío, los dos.


Valores positivos

Campo Claro es el mejor barrio de Tarragona, sin duda ninguna, por situación, por infraestructura, porque ya veis los viales que hay aquí, por comunicaciones, la N-340 que te vas por una rotonda que hay allá abajo, y estás en Salou en un pis-plas. Un centro comercial, los mejores equipamientos deportivos, que vienen aquí hasta el equipo del Nastic a entrenar, y dentro de poco vendrán a mirar el fútbol porque ya mismo empezamos a hacer el campeonato en la ciudad deportiva del Nastic. Seguridad, va a haber más que en ningún sitio porque va a haber aquí mismo el cuartel de los Mossos. Vamos a tener aquí en frente mismo. Al lado del Casal Civic, que ya era hora, un centro de salud, que va a ser importantísimo, creo que van a atender, a parte de los del barrio, a treinta o cuarenta mil personas. Aparte como estamos creciendo, vamos a ampliar la guardería, va a crecer casi el doble. Se va a hacer a lado del cuartel de los Mossos otro instituto, o sea que estamos en vena, va a haber servicios de todo tipo. Guarderías ya tenemos dos, cuando en la ciudad casi no había guarderías por ningún sitio, ¿Qué falta? Faltaría comercio. El centro médico lo vamos a tener. Francisco: sí, para el 2015.
Tenemos una iglesia evangelista, si que haría falta un centro más digno. Los magrebíes que tenemos no tienen donde rezar y reunirse y esto es un problema para ellos, por los aledaños tendría que buscarse también una solución para esto, porque la necesitan y son muy creyentes en lo suyo y hay que apoyarlo, a parte de eso, creo que tenemos el mejor barrio de Tarragona y esto es motivo más que suficiente para decirle a todo el mundo que se venga para acá que esto además tiene futuro.


Crisol de culturas

De este barrio, si se puede decir algo, el barrio donde se va a dar el experimento más grande de toda Tarragona, del crisol de culturas que esto es, aquí tenemos gente de todo el mundo, y nos llevamos bien, y esto tiene que ser, si nos ayudan, el referente y el ejemplo para todo Tarragona, y no sólo Tarragona, aspiramos a que sea uno de los barrios más importantes, en este aspecto, nos gustaría ser el ejemplo de integración de Cataluña y de toda España.
Hemos ayudado a constituir una asociación de mujeres magrebíes, desde la asociación también, y desde Acción Ciudadana y otros. Nosotros les hemos llegado a ceder un local para que ellas pudieran estar.
Pues así, conociéndonos todos, podremos saber de que vamos, y podremos respetarnos y creer los unos en los otros. Campo Claro es un barrio de los que más entidades tiene, tenemos el club ciclista mejor de Cataluña, tenemos dos equipos de petancas, tenemos la asociación esta que es una maravilla, el Casal ACIC, la labor que está haciendo, esto va más desde la iglesia católica. Tenemos Cáritas que colabora un montón y que también ha hecho un estudio hace dos años, para saber que tipo de población teníamos, fue magnífico, sobretodo para ver cómo podíamos ayudar, cómo montábamos un voluntariado en el barrio para ayudar a las personas mayores etc. Tenemos un montón de entidades y todas están trabajando en pro del barrio, pero si no estuviéramos alguien tendría que estar, y las administraciones públicas, o potencian esto, estas entidades y sobre todo a la asociación de vecinos, o tienen aquí un cacao muy grande que no se cómo lo iban a resolver. Porque esto no se resuelve sólo con dinero.


Participación

El tema de la participación se lo creen a medias, por la experiencia nuestra, y puedo dar casos concretos. Aquí hubo un caso, y que sirva cómo anécdota, que no se moleste nadie, pero antes de empezarse a hacer el Casal Cívic, vino aquí un señor que era el mandamás del tema, y llegó un punto la situación de porque se le hicieron tres o cuatro preguntas de cómo iba a ser el centro, y una señora le dijo, pues ahí pueden caer goteras, porque ya veis que no lleva tejado, el hombre se plantó y dijo: a ver, ¿quieren ustedes el centro ó me lo llevo a otro sitio? Esta es la participación que quiere?, esta es la participación que se supone que tenemos que colaborar? Pues esto pasa más de lo que quisiéramos. A ver, ala gente tu no puedes llamarla una y otra vez para hablar de cosas y dar soluciones a las cosas y luego que vean que hacen lo que les da la gana. Si hemos dicho que esta acera no puede ir ahí, que hay que hacerla más allá, y luego te la hacen aquí, no los llamen otra vez porque no vienen. O ven que lo que ellos hacen sirve para algo o se va a quedar solo el que venga después. Y no vienen para irse, tenemos que hacer piña aquí y ser capaces todos de entendernos o esto será un cacao. Entre todos poner un granito de arena y colaborar en lo que haga falta en el barrio.

Comments are closed.