Rosa Casas

Entrevista a Rosa Casas Barrio Camp Clar, Tarragona. Dic-2007.
Rosa Casas es antropóloga y trabaja como técnica en el Plan Integral de Camp Clar. Su labor se fundamenta en el análisis del contexto asociativo promoviendo situaciones de participación y diálogo entre entidades y habitantes del barrio.



Ver mapa más grande

Camp Clar es uno de los 12 barrios de la ciudad de Tarragona que se encuentra situado a la derecha del río Francoli, al lado de la N-340 entre Tarragona y Reus y tiene como barrios colindantes Bonavista, la Granja y Torreforta.
Población actual: 11.280 habitantes.
Desarrollo y problema principales
El barrio nace como respuesta a una necesidad de vivienda derivada de la afluencia de población inmigrante en la década de los 50-60 atraída por la rápida industrialización del municipio de Tarragona
El barrio empieza a tomar su forma actual en 1985 como resultado de una urbanización promovida por el Instituto Nacional de Urbanización y por el Instituto Nacional de la vivienda – posteriormente ADIGSA-, que es ampliada en 1995. Así el barrio sufre una expansión urbanística que tiene como consecuencia el desarrollo de dos zonas que forman una ángulo recto en forma de L. Una de las zonas se sitúa paralelamente a la carretera N-340- (blocs Adigsa) y la otra se sitúa a lo largo de la calle riu Segre y alrededor del polideportivo municipal hasta llegar a la autovía Tarragona- Reus.
Un problema con el que se va a encontrar este polígono va a ser el de la escasa dotación de servicios y equipamientos comunitarios aunque a partir de los ochenta se empezó a resolver con la construcción de un colegio público, guardería y un polideportivo.
Las nuevas tendencia constructivas en Campclar son las casas adosadas o en fila promovidas por la iniciativa privada.
Proyectos principales presentados a la Llei de Barris
– Ajardinamiento de diferentes rotondas (Riu Llobregat, Riu Siurana, Riu Segre) y mejoras de plazas y diferentes zonas verdes del barrio C/ Riu Ter y Riu Llobregat.
– Adecuación de diferentes locales para oficina técnica, espacios de formación y dinamización.
– Mejora de las tecnologías de la información en diferentes edificios: programa campclar a la xarxa y programa Espai Teltres Campclar.
– Programas de dinamización de espacios comunitarios. Programa de prevención y atención violencia familiar/ y de genero.
– Diferentes tipos de programas para le mejora social: atención a la primera infancia, educación para la salud, promoción del deporte, programa vecinos activos..
– Programas para mejora de la movilidad rodada y de los peatones


Ámbito de trabajo | Análisis de la situación actual del tejido asociativo | Asociaciones activas y niveles de participación | Observadores de calle | Actividad de la asociación de vecinos | Situaciones que generan conflicto | Vecinos activos y mediadores sociales | Inmigración | Difusión de las actividades e implicación de los vecinos | Aspectos positivos y puntos débiles del barrio | Sobre la Llei de Barris

Rosa Casas Barrio Camp Clar, Tarragona.

Ámbito de trabajo
Estoy trabajando dentro del Plan Integral de Campo Claro, dentro de lo que se define como el programa de atención a las personas, de atención social. Dentro del plan integral hay una previsión de infraestructuras que es lo que más se lleva del Plan integral y luego hay otra parte que es la atención a las personas. En este programa hay tres líneas de actuación: la inserción laboral, la atención social y la participación ciudadana que englobaría todo el plan integral. Esto también forma parte de un plan específico de apoyo a las entidades y asociaciones, y es en este programa específico de apoyo y fomento del asociacionismo de Campo Claro que estoy trabajando.
Entonces en principio mi función es promover espacios de participación y diálogo, analizar cual es la situación actual del tejido asociativo y a partir de ahí ver qué necesidades, demandas o dificultades encuentran las asociaciones de Campo Claro para llevar a cabo sus tareas.

Análisis de la situación actual del tejido asociativo
Hemos estado haciendo entrevistas, hemos estado contactando con todas las entidades y de ahí han salido las líneas de trabajo que vamos a tener que seguir estos dos años que se van a implementar al plan integral respecto a este tema que es el fomento a las entidades o fomento al asociacionismo.
No hay ni implicación ni participación vecinal, no hay recursos para tirar adelante las asociaciones, muchas no tienen siquiera un espacio donde reunirse, algunas lo ha dejado por falta de relevo generacional en las asociaciones, y por diferentes causas están bastante de declive. Un declive importante a nivel asociativo. Siguen trabajando asociaciones que tienen más gente como las asociaciones de vecinos, o las entidades deportivas, estas sí que funcionan, tanto el club ciclista como, el club de petanca, como el atlétic club de fútbol, son asociaciones que como son deportivas, engloban a toda la población y siguen funcionando sin ningún problema. Pero las asociaciones socioculturales se ven bastante limitadas a la hora de las acciones, también por parte de la admistración y las subvenciones. Actualmente hay ocho asociaciones que funcionan, las deportivas, dos asociaciones de vecinos, las asociaciones de mujeres que tienen un programa de actividades abarcan tanto la salud, como lo físico, como la de educación, pero de jóvenes hoy por hoy no hay ninguna de activa, las asociaciones socioculturales tampoco, las de vecinos y las deportivas funcionan.
Pero las asociaciones de mujeres están super activas, sacan subvenciones de donde sea y además pagan cuotas de socio algo más elevadas, lo que también les ayuda a autogestionarse. Según ellas las asociaciones no tendrían que esperar que las administraciones les facilitara toda la tarea, ya que se deben promover actuaciones para autogestionarse y para poder sobrevivir por sí mismas sin depender de esta ayuda económica que ofrece la administración. Que está bien si te la dan pero no tiene que ser el eje por donde se mueva, la entidad. Claro, al ser una asociación que mueve un colectivo de mujeres que abarca todo el barrio, hacen actividades tanto de yoga como de conferencias, como cine forum, como teatro, tienen un grupo de teatro, o sea que cubren un abanico con un programa muy amplio. Entonces las mujeres que las conocen, porque otro de los problemas de las entidades es la falta de difusión hacia afuera, que la gente conozca, pero quien lo conoce y vea las facilidades que te dan y todas las actividades que se hacen, pues enseguida van, porque hay mujeres tanto de aquí de Campo Claro y están ubicadas tanto aquí en Torrenova, como en el CEIP Mediterrani, como del Ateneo Cultural, pero vienen mujeres tanto de aquí del barrio como de Tarragona. Por ejemplo hacen Pilates a las cuatro y media de la tarde a un precio que está muy bien, porque al ser un entidad lo hace a precio asequible, pues quien se entera viene.

Asociaciones activas y niveles de participación
Por lo general las asociaciones que se han venido inactivando era porque eran muy endogámicas, trabajaban para un parte de la población que se conocían entre ellos, por ejemplo una parte de barrio, unos bloques, una comunidad, y esto ha hecho que cuando no hay relevo o no hay implicación hace que desaparezca, cuando solo qued una persona, hace que desaparezca. En cambio las asociaciones de vecinos, intentan implicarse en el barrio como asociación, entonces hacen actividades para el barrio no para unos cuantos, promueven la fiesta mayor, o crean espacios de reunión y participación para que la gente venga y diga qué les parece y que demandas hay en el barrio y que necesidades, y esto si que se hace desde la asociación de vecinos y entre ellas porque cada una abarca una zona del barrio, y así pueden ver que diferencias hay cuales son las demandas y las dificultades.
Porque los jóvenes no se meten en las asociaciones de vecinos, bueno, en el Col•lectiu de Dones de Torrenova puedes encontrar chicas jóvenes que van a hacer alguna actividad, eso sí, pero a la hora de implicarse para trabajar por la entidad, no los encuentras.
En relación con los inmigrantes ahora hay dos entidades, una de mujeres que se llama FAC, y básicamente sus funciones, lo que quieren es hacer llegar la lengua árabe por todo el barrio de Campo Claro, son clases de árabe para sus hijos y para los hijos de aquellos que quieran llevar a los niños a vivir un espacio de encuentro intercultural.
Después hay una de inmigrantes pero está en Torreforta, esta si que funciona y también la base es educación. Las que he encontrado de inmigrantes fomentan mucho lo que es el aprendizaje de la lengua árabe, la interculturalidad. Pero encuentran que gente que no son árabes no van a este tipo de asociación.
La gente que viene de fuera tampoco se integra en las asociaciones, porque aunque si que trabajan por el barrio, las asociaciones son endogámicas, trabajan unos cuantos y para unos cuantos. Cuesta mucho entrar en una asociación si no conoces a la gente que hay. Y además a nivel de difusión no son demasiado conocidas por la gente del barrio, porque he estado preguntando en comercios y a gente del barrio.

Observadores de calle
Aquí lo que pasa es que Campo Claro está dividido como por una frontera, entonces hay una zona de Campo Claro que tiene unos intereses muy concretos y otra zona que tiene otros intereses. Por eso se han creado tres asociaciones de vecinos. Eso si que es diferentes barrios, tenemos diferentes maneras de vivir el entorno en el que estamos. La asociación de vecinos de Campo Claro trabajan mucho lo que son temas de convivencia, temas de participación, temas de salubridad y son como observadores de calle, que van por la calle mirando a ver que está bien, que está mal, que falta. Que se puede hacer, y mantienen relación con casi todas las entidades que aquí se fraguan. En la asociación de vecinos han creado 4 comisiones, creo que una de medio.ambiente, una de seguridad ciudadana, una de urbanismo…cada comisión la lleva una persona que se ha hecho cargo de esa comisión, y lo que hace es, a la hora de pasearse por su barrio, porque viven aquí y les gusta estar aquí, se pasean con la mirada puesta en lo que ellos están representando. Por ejemplo, si yo soy el que me encargo de urbanismo, pues voy paseando y me voy fijando si realmente la reforma que han hecho en las aceras está bien ó hay algún fallo, si aquel edificio necesita que se arregle, si hay un agujero en el suelo que se ven las cañerías. Pues todo eso lo van apuntando y hacen la demanda. Por eso son como observadores de calle, ellos pasean no por pasear, sino observando que necesidades tiene el barrio para luego hacer la demanda correspondiente.
El de medio ambiente, a nivel de espacios abiertos como este, como las plazas, como los bloques que hay aquí en esta zona de Campo Claro, los bloques que podríamos decir de ADIGSA, todos tiene patios interiores que son privados pero de uso público, la gente va y puede pasear. Pues mira que todos estos espacios estén bien, que estén cuidados, que todo esté saneado, que no haya mucha basura por ningún sitio, que si hay algún bloque con alguna escalera que está sucia, o que hay problemas de salubridad, pues también lo comunica. El de medio ambiente tiene mucho trabajo aquí.

Actividad de la asociación de vecinos
La asociación de vecinos tiene bastante fuerza aquí en el barrio. Tiene contactos con el ayuntamiento, con ADIGSA y con todas las instituciones o entes sociales que les tienen luego que devolver la demanda en trabajo. Por ejemplo, este tema de las escaleras, hacen fotos o directamente hacen la demanda y se la llevan a ADICSA para que, como propietaria, haga lo que tenga que hacer.
Hace 2 años, debido a todas estas demandas vecinales, con ADICSA se ideó un plan de choque para solucionar los problemas dentro de las escaleras, problemas de convivencia, problemas de infraestructura, esto se empezó a hacer en el 2004 y por lo pronto, con una perspectiva de 2 años, ha habido intervenciones a nivel de regularización de situaciones de pisos que estaban ocupados ilegalmente o que no estaban en una situación legal. Han estado arreglando plazas como la del ciclista, plazas de los diferentes bloques. Si que han intervenido con actuaciones que la vecindad demandaba.
Yo llevo 10 meses aquí trabajando y solo he visto dos reuniones, pero por lo que he visto la gente que va, tiene como una misma manera de entender el barrio, supongo que la gente que no tiene esa manera de entender el barrio ya no va a ese espacio de participación y no lo dice, entonces se crean conflictos, problemas de convivencia, en la calle, entre ellos, pero no a nivel de hacer demandas porque las hacen unas personas que tienen una manera de entender lo que es la convivencia o la salubridad o el urbanismo de una manera muy igual entre ellos.

Situaciones que generan conflicto
Por ejemplo en la zona de St.Magí i Sta.Tecla, en la Plaza de Camarón, se hacen hogueras, porque los gitanos se reúnen alrededor de una hoguera y allí es su núcleo de relaciones, se hablan entre ellos, tocan la guitarra, cantan y tal. Pues esto para ellos, para los gitanos, es una forma de vivir y de relacionarse, en cambio otra parte de los ciudadanos, no lo ven como tal y lo viven como un atentado, como una agresión a sus derechos, al estar quemando algo en la calle y esto es lo que no lleva a un encuentro y provoca las malas relaciones de convivencia. Pero este sería un caso que se podría hablar, otro caso sería el caso de las escaleras, que tiren la basura por las escaleras, o que no las limpien, que dejen colchones, que dejen mobiliario, porque claro, eso si que es un espacio de convivencia de muchos y ahí se tendrían que buscar unas normas para que se supiera hasta donde hay actuaciones que forman parte de una forma de ser y hasta donde está ya rozando los límites de la falta de respeto al otro, de molestias. Y ahí no han hablado nunca, simplemente a los que les molesta reaccionan para que lo limpien y los que lo hacen pues aún no han llegado a un punto de plantearse porqué no podrían hacerlo. Y los problemas de convivencia están básicamente en esto y luego también hay problemas de drogas en la calle, que luego los vecinos tampoco se meten tanto, son muy coherentes ellos en esto, lo de las drogas no es algo en lo que ellos puedan entrar porque es un problema muy difícil, pero si que les piden que porqué en un parque, que vayan y lo hagan en otro espacio que al menos no haya niños, que no haya gente a las que visualmente les resulte molesto. Ellos no se meten en que puedas ó no puedas drogarte, sino ¿porqué tienes que hacerlo aquí en la puerta de mi casa?

Vecinos activos y mediadores sociales
La idea que se quiere poner en marcha desde el Plan Integral, es un programa de vecinos activos, que los mismos vecinos con el apoyo de mediadores sociales, puedan hablar entre ellos. Entonces, si hay un vecino que dice este vecino tira la basura por la ventana y molesta y tal, pues poder entrar ha dialogar con él, pero no entrar yo como vecino que te entro atacando, entrar yo como mediador que entro desde una postura objetiva y neutra para hablar contigo, para desentramar porqué esta manera de actuar.
Tienen en la mente el barrio de cuando llegaron hace 25 años, un barrio de convivencias, de saludos, de ir por la calle y encontrarse con el otro, un barrio que todos querían cuidar. Y ahora les da la sensación de que se está descuidando porque ya no lo quieren al barrio al barrio y por ahí es donde quieren trabajar. Claro, el hecho de ser más gente disuelve las relaciones, ya no te puedes encontrar con todos y te quedas con unos cuantos. Es verdad que en estos tiempos no nos conocemos ni con el vecino que tenemos enfrente, ni nos relacionamos como antes y a lo mejor, por ahí, proyectos como el mío, de participación ciudadana, abren este espacio, de decir, bueno, pues vamos a conocer a la persona que tenemos delante, vamos a ver qué necesita. Tampoco quieren llegar, a lo mejor, a ese bucolismo del barrio de antes, de relaciones tan abiertas, que todo el mundo se saludaba, todo el mundo sabía del otro y lo aceptaban, pero si que quieren llegar a vivir tranquilamente, a mejorar lo que son las relaciones para poder estar tranquilo, para poder pasear por mi su barrio sin que le caiga una bolsa de basura en la cabeza, para salir a pasear y no ver cosas que si que se pueden salir del marco de la convivencia.

Inmigración
No todo el mundo, por suerte, pero si mucha gente considera la inmigración como una amenaza aquí. Creo que ha de cambiar la perspectiva del nuevo. Lo nuevo y lo que viene de fuera da miedo. A la gente no les gusta, pero porque vienen con una manera de ser diferente, entonces no entienden esa manera de ser porque tampoco no se han acercado a preguntar o a hablarlo, simplemente te acercas a los gitanos y les preguntas oye, como es que vosotros hacéis este ritual, como es que os sentís así. En vez de eso, se alejan y lo juzgan.
En las entidades no me han dicho nunca ni que sea la inmigración la culpable de todos los males del barrio ni que no lo sea. La inmigración es un tema que queda muy difuso, a ver, todo el mundo tiene un vecino que para ser inmigrante es majo, y tiene otro que como inmigrante, no lo es, entonces ahí se relativiza, y ellos, al menos el discurso que me llega a mi desde las asociaciones, es que quieren mejorar el barrio, no hablan de unos u otros, el barrio para todos. Ahora, eso si, no hay ningún inmigrante que vaya y las asociaciones dicen que no es porque no les dejen entrar, es que, ni siquiera se acercan por la asociación. Pero esto pasa con colectivos inmigrantes y con el 60 por ciento de la población que no es inmigrante y no se acerca a las asociaciones a ver que hacen.

Difusión de las actividades e implicación de los vecinos
Con la población, a parte de hacer difusión de todo lo que se está haciendo a nivel asociativo, es implicarlos en las ventajas que tiene participar activamente dentro del barrio, para conseguir una mejora en la calidad de vida. Y no quedarse postergados en un espacio de lo mío, del individualismo, es como abrir de nuevo esa visión bucólica de hace tiempo al comunitarismo, al estar todos interesados y trabajando coco a codo por el espacio en el que vives, porque quieres mejorar esas condiciones de vida.
Para mi un barrio va más allá de 4 calles o de una ubicación. Es básicamente relaciones, es como si se expandiera la familia al exterior, como una familia extensa en la que se tienen que hablar todas las cosas para que todos puedan convivir bien dentro de ese espacio. Es sentimiento, es cuidado, es el espacio en el que te mueves, en el que creces, en el que conoces a tus primeros amigos, donde puedes, en principio, empezar a hacer cosas para ti y la gente que te interesa.
Yo porque mi trabajo es este, porque me gusta, pero pienso que si yo puedo estar con la gente para que entre ellos se vuelvan a tejer esos nudos de relaciones, me daré por satisfecha sólo con que entre todos puedan pensar un poco más en amplio, un poco más en todos, que no se queden solo en ellos y en la visión negativa del otro.

Aspectos positivos y puntos débiles del barrio
Lo positivo está en que todos, sean de donde sean, de la cultura que sean, y del espacio en el que habiten, todos quieran vivir mejor. A partir de ahí, para mi eso es un punto al que yo puedo agarrarme, un punto común, si yo quiero estar bien en un espacio, mi bienestar depende de que todo el mundo también esté bien, así no habrá roces ni habrá situaciones de conflicto, situaciones problemáticas.
Para mí, el único punto débil, es alimentar un estigma que realmente no lo es tanto. Es seguir considerando un barrio como algo que está basado en una situación exagerada, por ejemplo, de conflictividad social, y de drogas, no es tanto. Parece que exaltan más estos aspectos negativos que todo lo bueno que se tiene en el barrio. Y al exaltar tanto todos estos aspectos negativos la gente no viene por este estigma.
Yo cuando me enteré que querían implementar un plan de actuación, un plan integral en el barrio de Campo Claro y que había un ámbito de lo social bastante potente, me interesó. Pero me interesó ver si realmente era todo tan imposible, de ver si realmente estaba todo tan mal. Y la verdad es que nunca está todo tan mal como aparentemente parece.
Evidentemente si trabajamos, lo hacemos para solucionar estas situaciones de desencuentro entre unos y otros. Yo estoy muy contenta de ver que no es lo que me habían vendido, que no nos tenemos que creer lo que nos dicen de un barrio cuando lo están minorizando de esa manera. Que a lo mejor la gente tendría que ser más crítica y tendría que venir a vivirlo, venir a pasear a las plazas, y pasar de creerse todas estos estereotipos que se le cuelgan a espacios o a personas, y que luego es muy difícil de quitar y esto se vive como un lastre para la gente que vive en el barrio.

Sobre la Llei de Barris
Creo que la Llei de Barris otorga mucha importancia a lo que es urbanístico y no tanto a lo social, y nosotros creemos que hay programas sociales, que han echado atrás que son de necesidad para la mejora del barrio.
Creo que tienen una manera de entender las mejoras desde un punto de vista arquitectónico, y les falta, evidentemente yo soy trabajadora social y vivo más todo lo social que lo urbanístico, creo que es mucho más importante trabajar para fomentar buenas relaciones y después lo demás se va haciendo, que no pensar que porque yo arreglo una plaza, ahí va a ser todo maravilloso y que va a estar bien.
Supongo que ante la dificultad de llegar a once mil personas se quedan con los cuatro que participan siempre, Mucha gente del barrio yo creo que ni saben que se está implementando el plan integral, no saben ni que medidas se están llevado a cabo, ni que actuaciones, y los que lo saben, por lo que se está haciendo bien, que ya consideran que se tiene que hacer bastante, pero les falta, para estar contentos con la actuación, les falta que se hagan muchas otras cosas. Era un plan que esperaban muy ilusionados, porque venía como a salvar al barrio de la situación en la que se encontraba, y ha resultado que se hablaba mucho pero la implementación no ha sido tan efectiva, por lo menos hasta el momento, El error fue todo el bombo y platillo que se hizo a la hora de decir vamos a pedir la subvención para la Llei de Barris y vamos a poner el barrio de lujo, tendría que haberlo explicado dentro del marco de la realidad, no hace falta exagerar porque luego la gente está decepcionada. Entonces ahora, cuando los vas a buscar para empezar a participar porque es ahora, después de tres años que se está implementando, no se lo creen, y hay esa decepción.

Comments are closed.